Monarca Almacén Orgánico: «La gente comienza a darse cuenta que la alimentación es todo»

Comenzó con una búsqueda familiar de generar un emprendimiento que tenga un impacto positivo en la gente y al medio ambiente. Hicieron una revisión por el mercado de las dietéticas y se inclinaron a la alimentación 100% orgánica. «Vimos que el mundo iba hacia ese lugar y nos involucramos con un proyecto que abarca, desde la relación directa sin intermediarios, la distribución, la tienda física y online y la producción propia de verduras, hortalizas y huevos» cuenta Victoria, quien junto a Damián, Macarena y la perrita llamada Boggi están al frente de MONARCA.

Monarca comenzó hace 3 años y ya tiene cientos de marcas ofreciendo sus productos. En este almacén orgánico vas a poder comprar cualquier alimento de supermercado pero sin químicos, pesticidas, conservantes ni ultraprocesados, y con la calidad y valor nutricional que cada producto tiene desde su origen. «En Monarca los sabores son genuinos, reales… son alimentos verdaderos», dice Damián. Además de las ventas, su meta es educar a los consumidores para que sean más conscientes de lo que compran, por eso quienes pasan por la tienda «van a encontrar asesoramiento, conocimiento y productos, además de productos super frescos y de calidad».

– El consumo de orgánicos avanza .. ¿Por qué crees que se da?

La gente va entendiendo el impacto positivo al medio ambiente; saber que hay prácticas agrícolas sustentables, que hay que respetar los tiempos y las formas propias de la naturaleza, la rotación de cultivos, la estacionalidad… son cambios culturales que llevan tiempo.

– ¿Ves algún cambio en la forma de consumo en estos tiempos de pandemia ?

Sin duda que la pandemia ha acelerado positivamente esa toma de conciencia. La gente se ha detenido a ver, consultar y cuestionar “el combustible que le pone a su motor”, qué cocinamos, de dónde proviene, quién esta detrás de un producto, hasta nos hemos tomado el tiempo de leer una etiqueta. Nos hemos encontrado que cuando hay un contexto extremo, de enfermedad, o nacimiento cercano, la gente comienza a darse cuenta que la alimentación es todo. Cuando inicias una alimentación consciente notas los cambios al corto plazo y eso genera cambios de hábitos positivos.

– ¿Cómo es la relación de Monarca con los productores?

No trabajar con intermediarios fue la premisa principal de nuestro emprendimiento. Creo que tener la relación directa con quienes producen y elaboran, es la mejor manera de respetar el precio justo desde el productor a la góndola; y lo más importante: conocer los nombras, las caras y las formas de producción para poder contarle a nuestros clientes el valor agregado que hay detrás de cada producto. Es la forma de vender productos con conocimiento de su origen.

– Por estos días están haciendo una convocatoria a emprendedores que estén trabajando en productos sustentables…

Sí, con mucho entusiasmo estamos avanzando en esta idea que tenemos hace un tiempo. Queremos potenciar y apoyar a quienes apuestan y generan valor agregado a los productos orgánicos ofreciéndoles un espacio donde desarrollarse y crecer. Creemos que esto va a generar una sinergia entre todos para así potenciar cada proyecto. Hay muchos pequeños emprendedores de gran calidad en nuestra ciudad; y en un contexto adverso donde tanta gente queda sin trabajo y surge el ingenio, debemos apoyarnos entre los emprendedores para que podamos crecer juntos.

– La oferta alimenticia es variada ¿qué productos crees que deberían ser orgánicos y todavía no hay?

Hoy por suerte se puede tener una alimentación 100% orgánica, desde frutas, verduras, carnes vacunas, cerdo, pollos, búfala, huevos, lácteos y quesos , productos de higiene personal, de limpieza, aceites, legumbres, pastas, arroces, harinas, productos veganos… lo que siento es que hace falta mayor variedad de productos elaborados como leches vegetales, hamburguesas veggies, fermentados.

– ¿Cuáles crees que son obstáculos para que los productos orgánicos logren masificarse?

El obstáculo más importante es la hiper industrialización de la alimentación. Todos los beneficios están dados a las grandes corporaciones que absorben a productores chicos y locales. Lo más importante es cuando la gente se da cuenta que deja de ir ¡a la farmacia!.

Hay una falta de información muy grande, hoy se relaciona a lo orgánico con algo elitista o caro, y en verdad es todo lo contrario, cuando consumís orgánico evitas enfermedades, y tenés mas energía ya que incorporas nutrientes y vitaminas en mayor cantidad. Las porciones de alimento son menores ya que tiene mayor contenido de proteínas.

– … ¿y el tema de la certificación orgánica?

La certificación tiene un costo mensual que no genera un gran impacto económico. Para que se logre masificar la alimentación orgánica hace falta promoción y estimulación del estado para fomentar y apoyar estas práctica, ya que todavía culturalmente estamos lejos de países desarrollados que ya la población se alimenta de manera habitual con alimentos orgánicos. En Argentina los productores hace mucho tiempo vieron este camino y hacia allí fueron (Argentina es el segundo país después de Australia en cantidad de hectáreas orgánicas certificadas y segundo en exportación de productos orgánicos, a nivel mundial).

– Entonces habría que dejar de estigmatizar la alimentación orgánica como algo de lujo…

La gente cree que comer orgánico es caro y ahí es donde hay que trabajar. Hay que cambiar el paradigma, y preguntarse por qué es tan barato lo industrializado y lleno de veneno.

Monarca – Almacén orgánico-

Dirección: 16 e/ 32 y 33, La Plata
En Instagram: @monarca.almacenorganico