milanesa napolitana con fritas

La renovada fonda del club Mayo con su comida de bodegón para toda la familia

Fonda Club Mayo

Apenas con tres semanas de puertas abiertas, la cocina del Mayo de calle 4 entre 37 y 38, se posiciona como una refrescante propuesta de bodegón dentro del amplio abanico de los clubes de la ciudad.

Con Hernán González –propietario de la casa de comidas Mar de Ollas de 12 y 39– y Juan Manuel Ruiz al frente, la oferta recorre los platos clásicos con un toque propio, distintivo, en una búsqueda que se anima a dar un paso más.

Porciones generosas, cargadas de sabor y con indeleble sello casero, la carta abarca ejes bien definidos y clásicos, como son las minutas, los sándwiches, las carnes, picadas y las pastas, a los que se le suman una variedad de ensaladas y las opciones de tapeo como lengua, pulpo y albóndigas de cerdo, entre otras.

Ya las entradas adelantan la senda bodegonera con revuelto gramajo, tortillas, provoleta Manolo (con crudo, morrones y boquerones), rabas, gambas al ajillo, mejillones y vitel toné. Luego dentro de los platos sobresalen salchichas alemanas con chucrut, mostaza y papas al natural; solomillo con puré de batata y vegetales; arroz con mariscos; salmón con cous cous y juliana de verduras; pechugas rellenas con puré de manzanas verdes; y la cazuela de pollo marroquí (con arroz).

En tanto, las minutas y las carnes vienen acompañadas de su respectiva guarnición de batatas crocantes, papas fritas, puré y ensalada criolla (ésta última para los cortes de parrilla). El Bife Mayo, en mariposa con tomate y huevo; el ojo de bife y la bondiola pican en punta de las preferencias.

Las milanesas, en sintonía con la propuesta general, son abundantes y… muy sabrosas. Pueden ser de carne o de pollo, con variedades que hacen agua la boca: la inoxidable Napolitana (con un toque de provenzal), de Rúcula y Crudo, Humita (crema de choclo y queso), Florentina (salsa de espinaca y muzzarella) y Americana (panceta, cheddar y tomate). También se ofrece la opción vegetariana de berenjenas con tomate, queso y albahaca.

Somos amantes de la gastronomía y tenemos un compromiso grande con este club y con la forma de vida que conlleva. Es un conjunto, un ecosistema social que amamos y que anhelamos impulsar. Vivo a pocas cuadras, el equipo de trabajo también es del barrio y entre todos buscamos instalar un clásico bodegón platense”, explicó González en diálogo con TUCO.

El chef, de origen porteño, se instaló en La Plata en 2015 y cuenta con más de 15 años de trayectoria en Nueva York en su haber, donde atravesó experiencias gastronómicas que fueron desde la cocina molecular hasta los grills de inspiración argentina.

En los postres, no podían faltar el flan casero y la panna cotta aunque el volcán de dulce de leche con salsa de frutos rojos amenaza con llevarse todos los flashes.

La fonda del Mayo abre de martes a domingos en dos turnos: desde el mediodía a las 15 y desde las 19 a las 23, salvo los viernes y sábados donde se estira una hora más la apertura de la cocina.

Juan Ruiz y Hernán González