FriBurger: la primera hamburguesa Meat Free del país

Frizata es la empresa detrás de la primera hamburguesa argentina que recrea la experiencia de la carne, pero sin carne. Su línea Meat Free es la más completa de Latinoamérica, un mercado que demanda cada vez más opciones flexitarianas y vegetarianas.

Cada 28 de mayo se celebra el Día Internacional de la Hamburguesa, una fecha instalada para homenajear a unos de los productos más consumidos y con mayor variantes en el mercado: actualmente podemos encontrar desde las clásicas hamburguesas de carne, hasta de pollo, vegetarianas, en versión fast food o gourmet.

Hace dos años, Frizata -la foodtech creada por Adolfo Rouillon y José Robledo– sumó a esa lista una propuesta revolucionaria: la primera hamburguesa Meat Free del país.

La FriBurger es una opción vegetariana que recrea el sabor, el color y la experiencia de la carne, pero sin carne. Tras el éxito de este primer lanzamiento, la propuesta se amplió y ya ofrece la versión 2.0 de la FriBurger, así como también su versión rellena con queso y la FriChicken Burger.

“Hace unos años hubiese resultado impensado que un argentino prefiriera comer una hamburguesa hecha de plantas a una de carne o de pollo, pero hoy es un hecho. El consumidor está cambiando y también las empresas que nos enfocamos en detectar las demandas de los clientes y en desarrollar alimentos que contribuyan con la sustentabilidad del lugar donde habitamos y con la salud de nuestros clientes”, afirma Adolfo Rouillon, cofundador de Frizata.

Disponible a través de www.frizata.com, la compañía cuenta con la oferta Meat Free más completa de la región latinoamericana. Además de las hamburguesas, la línea se completa con otras opciones pensadas exclusivamente para el consumidor vegetariano y flexitariano -aquel que busca reducir el consumo de carne sin eliminarlo completamente- como los FriNuggets, FriBites (albóndigas rellenas con mozzarella), FriChicken y FriBeef (empanadas).

MEAT FREE: UNA TENDENCIA QUE APUESTA A LA SUSTENTABILIDAD

Actualmente la línea FRI representa el 20% del total de las ventas de Frizata. Esto va en línea con una tendencia que se registra a nivel mundial: según una encuesta de Euromonitor International, el 21% de los consumidores del mundo está también tratando de limitar la ingesta de carne. Estiman que las ventas de sustitutos de la carne van a mover unos $23 mil millones hacia el 2023.

El mercado de la carne vegetal tiene un potencial de enorme crecimiento y vino para quedarse porque los hábitos de consumo están cambiando, y estamos yendo a un futuro cada vez más meat-free. Ya en 2019 la ONU planteó un desafío para la humanidad: comer menos carne para salvar el planeta”, explican desde Frizata.

Se estima que producir un kilo de proteína animal (de vaca) demanda 15.000 litros de agua, en cambio para lograr un kilo de proteína vegetal de soja la demanda es de sólo 1.500 litros de agua. En el caso de la FriBurger, la producción implica un 90% menos de agua.