Roja, verde y ahumada. Camila Ciampi y su Salsa Tarasca

Camila Ciampi es cocinera, docente y una una apasionada en explorar el mundo de los sabores. A través de su emprendimiento RUDA FRESCA, la joven le da una interpretación a la gastronomía con la combinación de texturas, aromas, colores, formas y sabores. Ahora acaba de lanzar una línea de salsas picantes artesanales: Salsa Tarasca. En una entrevista con TUCO, la cocinera nos cuenta sobre este proyecto:

– ¿Cómo nació la idea de crear una línea de salsas picantes?

Originalmente el plan surgió, como muchos otros, en cuarentena, cuando todos pudimos focalizar gran parte de nuestra energía y tiempo en lo que íbamos sintiendo, con el delimitante del aislamiento mismo como un acercamiento y como extensibilidad a la vez. En ese momento hice la primera producción de salsas. Si bien había muchas salsas picantes en el mercado, ninguna era tan concentrada ni con la misma ligereza que la que todos conocemos. En ese momento no completé la idea que tenía en mente de diseñar etiquetas ni busqué los frascos, pero tuve un suministro de tabasco casero en la heladera por unos 8 meses aprox.

– Y ahora lo estás lanzando al público… 

Este año, luego de unos volantazos laborales que me devolvieron los sábados libres (cosa que no tenía desde que tengo memoria), pude reinvertir ese tiempo en desarrollar la SALSA TARASCA, terminar las etiquetas, y darle al producto un contexto que me dejara (jamás del todo -risas-) conforme. Además, algo que me representara desde el lado no sólo de la gastronomía, sino también desde el diseño y la escritura. Me interesó jugar con el nombre también, usando una palabra súper del lunfardo argentino que represente un poco a modo de burla y parodia mi manera de afrontar las cosas en mi vida cotidiana.

– ¿Cuántas versiones de salsa tarasca ofreces y en qué se diferencia cada una?

En este momento la salsa viene en 3 versiones, siempre con la posibilidad de ir explorando y sumando nuevas variedades. Tenemos la roja classic, la verde con ajo y jengibre y la roja ahumada. A su vez hay dos formatos: el tamaño hogareño de 60ml y el tamaño adicto al picante que trae 250ml, también apto para restaurantes o pizzerías.

– ¿Con qué podemos acompañar estas salsas?  y ¿con qué bebidas maridamos?

Para una adicta al picante como soy yo, es difícil no contestar que están hechas para acompañar todo tipo de platos… pero creo a la vez que cada una tiene su personalidad por ende podríamos emparentarlas con diferentes comidas. A la ahumada podríamos imaginarla mejor con carnes rojas o guisados; comidas con presencia que no se intimiden ni se pierdan. Teniendo en cuenta ese tipo de comidas, en este caso, abriría un vino tinto de alguna cepa con buen cuerpo.

La verde es la más fresca, por lo que va muy bien en dressings para ensaladas, acompañando picadas o mismo sumando a un plato de pastas con sabores más aromáticos. En este momento por ejemplo me imagino y me da hambre, una pasta rellena con hinojo, ralladura de limón, hierbas. Acá para tomar, un buen vermouth clásico o un vinito fresco con buena acidez para acompañar.

Y por último la roja classic creo que va con todo. Ni opaca ni se deja opacar, por lo que puede ir sobre algún hummus, arriba de un montadito con algún queso, dentro de algún alioli, o para darle el cierre final a un risotto. La gama que abarcamos acá es bastante amplia, por lo que el maridaje puede ir desde una cerveza hasta algún trago, y si tengo que elegir me quedo con un Americano.

– ¿Cuál es el secreto para que podamos acostumbrar el paladar a lo picante?

Creo que como todo en la vida es una cuestión de adaptación, de entrenamiento. Uno se va sumergiendo de a poco, empezando por las pimientas -súper aromáticas y sabrosas- y de ahí en adelante, se va abriendo el abanico a gusto de cada uno. Pero siempre probar, probar y probar. Hay un gran mito que alega que el picante tapa el sabor de la comida, pero como todo, bien utilizado, por el contrario, lo realza. Básicamente si a una salsa le pongo 6 kilos de orégano, terminaría por tapar todos los demás sabores, no? Simplemente hay que ser buenos usuarios de la materia prima, y para eso tenemos tantas versiones como paladares.

– Por último, ¿dónde podemos conseguir Salsa Tarasca?

La Salsa Tarasca puede conseguirse contactándome en cualquiera de mis dos IG @ruda.fresca y @camilaciam3.14 . También pueden pasar a disfrutar una pizza por Pasillo Pizzerías y pedirla para acompañar sus pizzas en el lugar. Muy pronto estarán disponibles en más lugares.

.