Interferencia: el nuevo vermú made in La Plata

El vermú vuelve a estar de moda. Este clásico aperitivo no puede faltar ni en la barra más sofisticada. Impulsado por el interés de las nuevas generaciones, los fanáticos de esta bebida alcohólica hecha de a base de vino, aromatizada con especias, frutas y hierbas, ligeramente amarga y dulce o no, se vieron inquietados por la elaboración artesanal. Y en La Plata, un nuevo vermú acaba de irrumpir en las barras: Interferencia.

Vermú Interferencia es un proyecto formado por Guido Dalponte (músico, cantante de Laika Perra Rusa) y Nacho Saffarano (trabajador legislativo). «El proyecto surgió por casualidad de la cuarentena», cuenta Nacho. «Nos conocimos en un taller virtual de filosofía y política. Al finalizar uno de esos encuentros nos quedamos tomando algo atrás de la pantalla y vi que Guido se estaba sirviendo un vaso de una botella sin etiquetar. Le pregunté qué era, y dijo ‘vermú’. Yo había comenzado a leer sobre la bebida, y a comprar los primeros botánicos para la maceración. Así que inmediatamente empezamos a intercambiar información, a probar lo que había hecho cada uno, hasta que surgió la posibilidad de macerar juntos. Primero para nosotros y amigos, pero como vimos que gustó y que nos gustaba hacerlo, decidimos dar un paso más y empezar a producir para comercializar».

Interferencia Vermú salió a la luz en diciembre de 2020, luego de unos meses de estudio, pruebas y variaciones en la receta. Es una bebida a base de vino Torrontés de los Valles Calchaquíes, que se enmarca dentro de la tradición del estilo “Torino”. Se macera durante 20 días con una docena de botánicos, flores, raíces y pieles de cítricos. «Además del ajenjo, que es el botánico imprescindible para poder llamar a la bebida “vermú” y que actúa como conservante del vino, buscamos destacar la presencia de la lavanda, la canela, la  manzanilla y la menta peperina», cuentan.

Si bien somos un proyecto nuevo y, por lo tanto, están en proceso de consolidar la receta y la producción actual, también están buscando variantes en otros estilos de vermú y aperitivos. «Hace dos semanas lanzamos el “Bitter Patagónico”, una edición limitada en la que maceramos el enebro junto con el vodka, para lograr un vermú mucho más intenso, donde se resaltan las notas amargas y cítricas», revela Nacho.

Interferencia viene en botella de 750 ml y también en damajuana, ideal para las barras. El nombre sintetiza dos conceptos completamente distintos: «Por un lado el vermú como una forma de cortar con la jornada de trabajo y con el mundo de las obligaciones», cuentan. «Por el otro, somos amantes del post-punk y quisimos hacerle un pequeño homenaje a Joy Division y, en especial, a la famosa tapa de Unknown Pleasures que muestra un espectrograma de un ruido o una distorsión».

Interferencia tiene varios puntos de venta en la ciudad de La Plata: puede conseguirse en Tienda Madre, Vinoteca Don Bautista, C´est la Vie, Doña Auria, Mestiza, Vinoteca El Viejo Bodegón. En alguno de estos lugares es posible tomarlo allí, ya que son espacios con mesas y propuestas gastronómicas. Lo mismo sucede en bares clásicos de la ciudad como Ciudad Vieja y Guajira.

Y de a poco estamos intentando superar la frontera de la ciudad. Ya es posible encontrar el vermú en Mar del Plata – Cava Mitre -; Capital Federal –Fifí Almacén -; Lincoln – Galpón Beer & Food – y Bahía Blanca – Full Escabio -. También pueden escribirnos por Instagram a @interferencia_vermu y te envían a domicilio en todo el Gran La Plata.

Alguna preparación para recomendar? «Tenemos dos tragos para recomendar. Uno nuestro, que es una versión popular del Spritz: un copón lleno de hielo, 2 partes de sidra, una de Interferencia y una rodaja de limón. El otro es el “Verano” que prepara nuestra amiga Noelia de @nbcocteleriaitinerante en C´est la Vie: son 2 medidas de Vermú Interferencia, menta, limón, mucho hielo y se completa con tónica», concluyen.

En Ig: @interferencia_vermu